Cargando...
Saltar al contenido

Decretan que la bebé fallecería en 9 meses, entonces la niñera hace algo hermoso.

Loading...

Al principio, puede que no sea algo que te guste, pero con el tiempo te enamoras de ellos hasta que llegas al punto en que sientes que los amas como a tus hijos, haciendo cosas que nunca imaginaste hacer por ellos.

Kiersten Miles, es una niña de 22 años que solo comenzó a trabajar como niñera durante unas semanas, cuidando a los tres hijos de George y Farra Rosko.

Le tomó tanto amor a los pequeños que nunca imaginó hacer algo por ellos que cambiaría su vida por completo.

Algo con lo que los padres de estos niños estarían agradecidos por la vida con la niña.
Kiersten Milles comenzó a trabajar como niñera con la idea de pagar sus estudios, un trabajo noble para una niña que estudia. Los tres pequeños eran buenos niños, pero a Kiersten se encariño con la hija menor, Talia.

Loading...

la bebé tenía solo nueve meses y ya padecía una enfermedad muy grave que hizo que la bilis se acumulara en el hígado y dañara el cuerpo.


Después de examinar y practicar una serie de estudios, los médicos concluyeron que Talia necesitaba un trasplante de hígado.

Cuando Kiersten descubrió esto, y les dijo que haría cualquier cosa para ayudar a la niña.

Los padres de la niña explicaron que esta era una situación complicada y que la única forma de ayudarla era con un trasplante de hígado.

Hoy la recuperación de las dos niñas ha terminado, la niña lleva una vida normal y está muy agradecida con esta joven que dio su vida nuevamente.
Con solo ver a Talia, nunca imaginarías que se había sometido a una operación tan delicada como esta, porque juega, se divierte, corre, salta y hace cualquier actividad que un niño de su edad haría.

Loading...